Gracias a la exploración con robots marinos del Nautilus de zonas a las que los científicos no tenían acceso, se ha podido visualizar un 'calamar lechón' a más de 1.500 metros en las profundidades del Pacífico.

El pequeño animal, de diez centímetros de longitud, se caracteriza por tener un sifón en forma de hocico de cerdo. Suele vivir cerca de la superficie del mar a 100-200 metros de profundidad y baja en edad adulta a 1.000- 1.200 metros bajo el mar.