Publicidad

Antena 3 » Programas » Tu Tiempo » Actualidad

Curioso fenómeno

Río de leche lunar en el País Vasco

En el subsuelo de Guipúzcoa corre un río blanco: es una rareza planetaria. Imanol Errazkin y Sabino Orbegozo, dos de los espeleólogos guipuzcoanos que el pasado septiembre descubrieron figuras paleolíticas en una cueva de Rentería nos sumergen valle de Aizarna.

Una cuenca cerrada en la que los arroyos no tienen salida al mar y se infiltran por las simas del terreno calcáreo, del karst. Un complicado camino lleno de recovecos. Esta cavidad es una red de simas naturales entrelazadas con galerías mineras.

A 22 metros por debajo de la superficie asoma una galería excavada en la caliza carbonácea: el río blanco fluye entre paredes negras. El río de leche lunar. Los espeleólogos avanzan por la galería, sin meterse en la leche lunar, apoyando un pie en cada pared.

La leche de luna se conoce desde hace siglos. Se trata de una pasta blancuzca que en lugar de petrificarse, se mantiene en estado cremoso. Durante siglos esa leche se recetó como tratamiento para la piel. Una rareza silenciosa, oculta, remota.