Publicidad

Antena 3 » Programas » Tu Tiempo » Actualidad

Nombres de las borrascas

¿Por qué la nueva borrasca que dejará fuertes lluvias en España se llama 'Gaetan'?

Gaetan es la borrasca sucesora de Filomena, que llegará en forma de lluvia, viento y deshielo a partir del miércoles. A continuación te desvelamos los motivos de su nombre.

Despedimos a Filomena y damos la bienvenida a Gaetan. La nueva borrasca entrará este martes en España y se quedará con nosotros hasta el viernes en forma de lluvia, rachas de viento y deshielo. Pero, ¿por qué se le ha bautizado con ese nombre?

La elección es competencia de los servicios oficiales meteorológicos de España, Francia y Portugal. A finales de 2020, los tres países vecinos marcaron el listado de nomenclaturas para las borrascas, que respetan el orden alfabético alternando nombres femeninos y masculinos.

Álex, Bárbara, Clement, Dora, Ernest, Filomena y, ahora, Gaetan. Son los nombres que han ido protagonizando la borrascas desde el pasado 1 de octubre, cuando se inaugura la jornada de estos fenómenos atmosféricos.

El listado al completo guarda los siguientes nombres: Hortense, Ignacio, Justine, Karim, Lola, Mathieu, Nadia, Octave, Paula, Rodrigo, Sofía, Tristán, Viviane y Walter.

Los nombres de cada borrasca son repartidos entre los tres países vecinos. Una vez llega el temporal, el país que se vea más afectado activa oficialmente su nomenclatura. En el caso de Gaetan, será nuestra vecina Portugal quien viva desde más cerca sus consecuencias.

Gaetan despide la ola de frío en España

La sucesora de Filomena despide sus intensos efectos. Por una parte, Gaetan pondrá fin a la ola de frío y las intensas heladas de las últimas jornadas.

Los primeros cambios se notarán a partir de esta tarde, aunque no será hasta el miércoles cuando sean más exagerados. De acuerdo a los expertos de la AEMET, pasaremos de mínimas inferiores a los 10ºC bajo cero hasta los 10ºC superiores.

En segundo lugar, las precipitaciones y las rachas de viento que acompañan a la nueva borrasca favorecerán también el deshielo.

Las comunidades luchan ahora a contrarreloj para garantizar el correcto funcionamiento del alcantarillado y las presas hidráulicas que conservarán las grandes cantidades de agua de la nieve fundida.