Multitud de expertos y aficionados a la astronomía observaron el eclipse solar total de este 2 de julio, que pudo ser visto en su plenitud desde Chile y Argentina. El ESO (European Southern Observatory) captó el evento al paso sobre el telescopio de La Silla, en los Andes de Chile. En promedio, cualquier lugar de la Tierra registra un eclipse solar total una vez cada 360 años. En el caso de esta zona de Chile, la última vez fue en el siglo XVI.

Más de un millar de invitados pudieron seguir el elcipse desde las instalaciones del observatorio, incluido el presidente de Chile, Sebastián Piñera. Las excepecionales condiciones del cielo en esta zona de los Andes permitieron observar claramente el eclipse en su fase de totalidad. Un vídeo en Youtube muestra imágenes de la observación.

El eclipse total se observó por primera vez en La Serena, en la costa del Pacífico de Chile, poco antes del anochecer, a las 20.39 GMT. Terminó cerca de la capital argentina, Buenos Aires, coincidiendo la activación de la iluminación artificial.

Miles de personas se habían reunido a lo largo de la ruta del eclipse, que también había atraído a muchos científicos a la región. La mayoría vio el evento a través de gafas de sol especiales, telescopios o cámaras equipadas con filtros. Otros siguieron a través de transmisiones en vivo en línea o en las redes sociales. Se consideró que el desierto de Atacama en Chile y la provincia argentina de San Juan tenían las mejores condiciones climáticas para observar el eclipse.

Fuera del camino del eclipse total de sol, se esperaba un eclipse parcial en el resto de Chile y Argentina, así como en Ecuador, Perú, Bolivia, Paraguay, Uruguay y partes de Colombia, Brasil, Venezuela y Panamá, según la agencia espacial estadounidense NASA. El eclipse total, cuando el sol está completamente cubierto por la luna, debía durar hasta 4 minutos y 3 segundos, según la ubicación, dijo la NASA., dijo la NASA.