La dehesa de la Península Ibérica está en serio peligro. Un hondo denominado La Seca está contaminando y matando a un número indeterminado de encinas, de las que depende el jamón ibérico.

La Universidad de Oviedo ha comenzado una investigación para tratar de erradicar esta plaga. Felipe Lombo, Microbiólogo de la Universidad de Oviedo, explica que "esta enfermedad es causante de miles y millones de muertes de árboles de todo tipo". En España, está afectando principalmente a "encinas, alcornoques y castaños".

Como explica el responsable de Calidad del Laboratorio Joselito, Juan Luis González, se trata de "un proceso que comienza con la salida al campo y la recolección de plantas autónomas de zonas sin seca", posteriormente, se secan las raíces, se pican y, "después viene un proceso de estación" en el que ya se puede "llegar a los elementos inhibidores del crecimiento del hongo".