144.850667

Publicidad

Prevención

La patrulla canina de carne y hueso que detecta los cebos envenenados para perros

Así es un entrenamiento con los perros del Servicio Cinológico de la Guardia Civil en El Pardo. Están especializados en detección de venenos y cebos. Trabajan siempre en el campo y con cebos reales.

Tiétar y Johnny son dos de los perros adiestrados que trabajan para detectar cebos envenenados que pueden acabar con la vida de otros animales, En 2019, la Guardia Civil detuvo a 28 personas por este tipo de delitos.

Ambos pertenecen al Servicio Cinológico de la Guardia Civil y suelen entrenarse en El Pardo. Trabajan siempre en el campo y con cebos reales.

Tiétar tiene 9 años y ha sido condecorado como mejor perro de España en trabajo militar. Es capaz de detectarlos hasta en las copas de los árboles. Su trabajo es muy importante porque este tipo de cebos, colocados en campos y parques, pueden herir a los niños.