Tras registrar un verano de los más calurosos del último siglo, con temperaturas récord, los meteorólogos auguran un otoño e invierno en Cataluña sin mucho frío, con termómetros más altos de lo normal, dentro de la tendencia marcada por el calentamiento global del planeta.

Las olas de calor son un fenómeno recurrente en el siglo XXI, de los ocho veranos más calurosos en los últimos cien años, siete han sido a partir del año 2000. Tal y como informa la AEMET se trata de un fenómeno de alcance global, pues se han superado las temperaturas muy por encima de la media en casi toda Europa, con valores que no tienen precedentes.

Tras este aumento generalizado de las temperaturas se espera que este otoño e invierno sea también más cálido de lo habitual.