Publicidad

Antena 3 » Programas » Tu Tiempo » Actualidad

Un marrajo en el Cantábrico

Encuentran al tiburón más rápido del mundo merodeando por el mar Cantábrico

Se trata de la especie de tiburón más veloz del mundo y está en peligro de extinción por culpa de su pesca.

El marrajo o tiburón mako (Isurus Oxyrinchus) está considerado como uno de los tiburones más veloces del mundo, pudiendo superar los 120 kilómetros por hora.

Aunque se trata de una especie que suele encontrarse en el océano Pacífico, Atlántico, Índico, en el Mar Mediterráneo y en el Mar Rojo, ha sido vista también en el Mar Cántábrico, algo muy poco habitual.

Gador Muntaner, oceanóloga, y Rafael Fernández, campeón del mundo de fotografía submarina, subieron a bordo de una embarcación en aguas del Cantábrico en busca de tiburones azules o tintoreras. Pero cuál fue su sorpresa cuando se toparon con un marrajo, una especie nada habitual en estas aguas y que está considerado como el tiburón más veloz del mundo.

“Fue un encuentro excepcional porque estos animales están en riesgo de desaparecer por su pesca”, nos dicen. “Se trataba de una hembra adulta des dos metros y pudimos estar junto a ella a unos centímetros, incluso el animal nos llegó a tocar”.

De hocico puntiagudo y de color azul oscuro en el costado y más blanco en el vientre, el marrajo puede llegar a medir entre 3'5 y 4 metros de largo y pesar hasta 750 kilos. Muntaner y Fernández aseguran que en ningún momento sintieron peligro: “Son animales totalmente inofensivos. De hecho no suelen acercarse a las personas” y animan a desterrar los falsos mitos sobre la agresividad de estos animales.

Sin embargo, estos tiburones son apreciados en muchos países por su carne y sus aletas, por lo que el aumento de su pesca ha hecho que la existencia del marrajo peligre, y ha sido catalogada como una especie en peligro de extinción por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Pero es que además de este inesperado encuentro, otro gran hallazgo ha sido el que han hecho científicos de la ONG Ocearch. Se trata ni más ni menos, que de una hembra de tiburón blanco de cinco metros de largo y 2 toneladas de peso, que ha sido catalogada como el mayor ejemplar del que se tiene noticia en el Atlántico noroeste. Este grupo de científicos de Nueva Escocia han decidido llamarla Numuki, la 'Reina del Océano'.