Publicidad

Antena 3 » Programas » Tu Tiempo » Actualidad

Incendios

En qué zonas realizan los hidroaviones las maniobras de carga de agua y cómo debemos actuar ante ellas

Reinaldo Fernández Boyero, piloto instructor 43 del grupo de las Fuerzas Armadas (FF.AA), explica en qué zonas realizan las maniobras de carga de agua para sofocar incendios y cómo debemos comportarnos las personas ante ellas.

El incendio forestal de Garafía, en la isla de La Palma (Canarias), se mantiene estable después de que durante la noche y la madrugada de este lunes un centenar de efectivos terrestres hayan realizado trabajos de vigilancia y refresco. Se espera que los apagafuegos del Ejército del Aire continúen realizando descargas, después de que este domingo hicieran 60 descargas de agua contra las llamas fuego.

En La Palma varias personas se han indignado y así lo muestran en los vídeos que han grabado. Se trata de un hidroavión que iba a realizar la maniobra de carga de agua para sofocar el incendio forestal de Garafía, pero un barco se interpone en su camino y, aunque las personas que estaban allí le gritaban "apártate", finalmente el hidroavión no puede realizar la maniobra.

Por su parte, Reinaldo Fernández Boyero, piloto instructor 43 del grupo de las Fuerzas Armadas (FF.AA), explica que las tripulaciones en las maniobras de carga siempre buscan minimizar el riesgo que implica para la tripulación y para la aeronave, también para las personas que puedan encontrarse en la zona donde se lleven las maniobras de carga. Por ello, señala que en ocasiones se ven obligados a buscar zonas de carga próximas a la costa o a las orillas, debido que estas zonas se encuentran "más refugiadas del oleaje y brindan mayor seguridad".

Por último, Fernández Boyero apunta: "Lo último que queremos las tripulaciones que estamos en una misión de extinción y estamos llevando a cabo la maniobra de carga es encontrarnos una embarcación de recreo sin motivo justificado interponiéndose en nuestro eje de carga". Asimismo, indica que ese hecho podría incrementar los niveles de riesgo o en "último caso" abortar la maniobra, por lo que pide a la gente que trate de evitar entorpecer su trabajo.