El estudio determina que el vino es rico en resveratrol, una sustancia natural que se encuentra en la piel de la uva y que además de propiedades antioxidantes y cardioprotectoras, es beneficiosa para la prevención de enfermedades neurodegenerativas.

El estudio ha tenido repercusión internacional y este año ha sido publicado en la prestigiosa revista científica 'Free radical biology and medicine'.