Publicidad

Borrasca Jorge

La borrasca Jorge despide febrero con "un cambio de tiempo radical" y con el desplome de temperaturas

A punto de iniciar el mes de marzo, la borrasca Jorge despedirá febrero con un cambio radical del tiempo que dejará lluvias y rachas de viento de hasta 100 kilómetros por hora en zonas como Galicia o en la zona de Liébana (Picos de Europa). También afectará a las temperaturas máximas que se desplomarán "entre cuatro y cinco grados de media".

Este viernes se ha activado el aviso de nivel naranja en el litoral atlántico de Galicia por olas de hasta cinco y seis metros de altura y fuerte viento, y en la zona de Liébana (Picos de Europa), donde se esperan rachas superiores a los 100 kilómetros por hora, debido a un frente asociado a la borrasca Jorge situado en Irlanda.

También la calima es este viernes un fenómeno destacado en buena parte del interior de la península "tras abandonar Canarias por la configuración de vientos que trae este frente", aunque "tan sólo dejará los cielos algo turbios y reducirá ligeramente la visibilidad", apunta el portavoz.

En cuanto a las temperaturas, las máximas se desplomarán entre cuatro y cinco grados de media en ambas mesetas para acercarse a valores normales y se mantendrán de momento en las regiones mediterráneas, donde incluso subirán dos o tres grados para acumular anomalías entre cinco y siete grados.

La borrasca Jorge, que se mueve hacia los países escandinavos, será la responsable del cambio esperado de tiempo a partir del sábado con un aumento generalizado de la nubosidad en la península y Baleares.

Publicidad

Trump

El baile viral de Donald Trump a ritmo de salsa para captar el voto latino en las elecciones de EEUU

Donald Trump intenta echar el lazo a la comunidad latina, la minoría principal de EEUU por encima de los afroamericanos. El presidente protagoniza un vídeo para pedir el voto latino en el que no duda en moverse a ritmo de salsa.

Jefe de UCI

Los dos factores por los que ha mejorado el pronóstico de los enfermos de coronavirus ingresados en UCI

Miguel Sánchez es jefe de la UCI del hospital Clínico de Madrid. Asegura que el peor momento de ocupación en UCI de la segunda ola de coronavirus llegó hace 3 semanas cuando tuvieron hasta 515 enfermos. Después ese nivel bajó a 450 y han reascendido a 477 ingresos en los últimos días.