Publicidad

Antena 3 » Programas » Tu Tiempo » Actualidad

Dispositivos antiniebla

La solución en la Autovía A-8 para acabar con la niebla que ahora obliga a cerrar unas 700 horas al año

La Autovía del Cantábrico está más cerca de solucionar el problema de la niebla en sus carreteras. La creación de unos dispositivos antiniebla permitirán iluminar las señalizaciones para cuando se produzcan los densos bancos de boira en la transitada carretera A-8, que cierra una media de 700 horas al año. El proyecto, todavía en pruebas, está previsto para el verano que viene.

Adiós al problema de la niebla en la carretera. A partir del verano que viene, el Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, en colaboración con la DGT, pretende implantar los bautizados como 'dispositivos antiniebla' en la Autovía del Cantábrico. Creados a partir de balizas inteligentes y rayos láser, este mecanismo iluminará la carretera cuando se produzcan los bancos de boira.

La A-8, carretera del cantábrico, se ha visto obligada a cerrar unas 500 horas en lo que va de año, especialmente en la zona de Alto de O Fiouco, donde se produce una mayor concentración de niebla.

"En lo que va de 2020, este punto ya ha permanecido cerrado más de 500 horas, unos 21 días, y con los sistemas que está testando el Ministerio de Transportes y los dispositivos de balizamiento de la Dirección General de Tráfico, los cierres serán los mínimos", explicaba el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada.

Con este sistema, el Gobierno pretende reducir las horas de cierre actual en un 85%, pasando de las 700 horas de media anuales a las 100 horas, la mitad de ellas en horario nocturno.

Así, junto con la DGT, el ministerio pretende superar "el hándicap que imponen las nieblas en la zona" a partir de la imposición de estos dispositivos y las balizas inteligentes, "que estarán instaladas el próximo verano" y que todavía están en fase de prueba.

El proyecto de dispositivos antiniebla se inició el año pasado

El proyecto que plantea la instalación de los dispositivos antiniebla en la Autovía A-8 se inició a finales de 2019 mediante la firma de siete contratos. Valorados en 5,6 millones de euros, estos acuerdos con los servicios de investigación y desarrollo se destinaron "al diseño, implementación y experimentación con prototipos de tecnología innovadora relativa a sistemas de protección antiniebla".

Este miércoles, Losada ha asistido a la demostración en Lugo de los dos primeros prototipos antiniebla, aunque todavía tienen que ser verificados por el Ministerio de Transportes.

"Estos prototipos pasarán las pruebas definitivas a partir de la próxima primavera, cuando empieza la época con más incidencia de nieblas, y una vez pase el verano se tomará la decisión sobre la implantación en todo el tramo, de uno solo o de los dos sistemas combinados", ha recalcado.