Publicidad

Antena 3 » Programas » Tu Tiempo » Actualidad

Melilla

Así fue el rescate de las aves rapaces robadas hace semanas en Melilla

La Guardia Civil de Melilla ha llevado a cabo con éxito una operación de rescate de casi una decena de aves rapaces que fueron robadas del Centro de Recuperación de Aves 'El Quinto' hace semanas.

La Guardia Civil ha concluido con éxito la operación de rescate de varias aves rapaces que fueron secuestradas hace semanas. Los animales fueron robados del Centro de Recuperación de Aves de 'El Quinto', en Melilla, y ahora, gracias a los agentes, han sido devueltas a su hogar.

Concretamente fueron localizadas el pasado viernes en un garaje del barrio melillero de La Cañada, donde se consiguió recuperar a un águila calzada, un águila ratonera, un búho lapón y 3 cernícalos.

De acuerdo al comunicado de la Guardia Civil, el lugar en el que estaban 'retenidas' las aves rapaces tenía unas condiciones higiénicas y sanitarias deplorables, sin prácticamente luz natural, lo que supone un grave riesgo para su integridad por ser animales muy sensibles y que requieren un cuidado especial.

De hecho, tras su rescate, los agentes han confirmado el mal estado de salud de algunas de ellas, que todavía se están recuperando. Otras padecen daños irreversibles.

Por el momento, la investigación sigue abierta hasta que se esclarezcan los hechos. No obstante, la Guardia Civil ha destacado que lo primordial es la recuperación de los animales vivos y la entrega a sus propietarios legítimos.

El robo de las aves rapaces

A principios de año, entre enero y febrero, llegaron a la comandancia de Melilla varias denuncias por parte de la empresa 'El Quinto', que regenta el Centro de Recuperación de Aves Rapaces de la ciudad autónoma. En total fueron 4 y todas ellas hablaban de una serie de robos ocasionados en las instalaciones, no solo de aves rapaces, sino también de otro tipo de animales.

La Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Comandancia inició entonces la correspondiente investigación, que ha llevado con absoluta discreción para evitar cualquier tipo de filtración y asegurar el rescate y la recuperación de estos animales.

Para la operación se llegaron a desplegar recursos del servicio aéreo y se utilizaron sonidos digitales a modo de reclamo, con el fin de llamar la atención de las aves y esperar su respuesta para que pudieran ser localizadas.

Una vez tuvieron los primeros indicios sonoros de respuesta, centraron la investigación en un barrio concreto de Melilla, una operación que ha concluido con éxito.

En sus redes sociales, la Guardia Civil ha publicado una serie de fotografías y recomendaciones sobre cómo actuar en caso de hallar a un ave rapaz.