Publicidad

Anécdota

Alertan de que un hombre pide auxilio en una cueva de Mallorca cuando en realidad es el sonido del viento

La Guardia Civil recibió el aviso de que un hombre se encontraba atrapado en una cueva de Mallorca. Cuando los submarinistas de la Guardia Civil se introdujeron en la gruta encontraron un inesperado hallazgo.

Efectivos de la Guardia Civil se dirigieron a la gruta en busca de un submarinista que se habría quedad atrapado en el interior. Un vecino alertó a las autoridades. Aseguraba haber escuchado los gritos de un hombre en el interiorde la cueva que pedía auxilio.

Este aviso coincidía con la desaparición de un submarinista en la zona por lo que a los agentes les cuadró el dato. Sin embargo, cuando los efectivos llegaron a la cueva se encontraron con que el autor del sonido no era ningún submarinista, sino el viento. El fuerte temporal de los últimos días provocó que el aire produjera este curioso sonido al entrar en la cueva.