Un papel puede ser en realidad una zanahoria. Todas las manchas que se pueden ver en él son semillas de las que germinará este tubérculo tras usarlo. Se fabrica usando residuo de la industria textil. Se crea una masa y se da forma manualmente para que después empiece a secar.

Es un papel ecológico, hecho de algodón que se biodegrada y forma una planta.

Otro ejemplo es el aceite que lava. Se reutiliza el sobrante de lo utilizado en la cocina y se mezcla con el líquido que ellos han creado para producir jabón. Siguen el ejemplo de las abuelas, que ya eran innovadoras desde hace décadas.

Este proceso se consigue en un minuto y sin usar sosa caústica.