Publicidad

Antena 3 » Programas » Tu Tiempo

Previsión meteorológica

Primer fin de semana del otoño con frío polar, lluvia, las primeras heladas y nevadas en el norte

Un frente atlántico, bautizado como 'Odette', comenzará a atravesar la Península Ibérica desde el noroeste y durante el primer fin de semana del otoño provocará una estrepitosa caída de las temperaturas, que bajarán hasta 10 o 15 grados por debajo de lo normal para estas épocas del año, además de dejar lluvias y en las zonas montañosas del norte, las primeras nevadas de la estación.

El portavoz de la Aemet, Rubén del Campo, ha explicado a Europa Press que el episodio de tiempo adverso terminará el domingo, aunque el sábado se iniciará una ligera mejoría. Mientras, ha añadido que desde este mismo jueves comenzarán a producirse precipitaciones ya en Galicia, en las comunidades cantábricas y Pirineos y serán localmente intensas y persistentes, sobre todo en el Cantábrico Oriental. Además, no descarta que este jueves se produzcan tormentas en el este de Cataluña y en Baleares.

Las temperaturas comenzarán a descender por el norte, aunque este jueves todavía subirán en el sur de Andalucía e incluso en algunos puntos de la provincia de Málaga se superarán los 34 e incluso los 35 grados centígrados a consecuencia de los vientos terrales. También llegarán a esos valores en el interior de la Región de Murcia.

Las temperaturas, según el portavoz, bajarán "claramente" el viernes cuando la situación meteorológica estará marcada, por un lado en el Atlántico por un anticiclón de las Azores que se va a ir robusteciendo y se acercará a España y, por otro lado, un área de bajas presiones sobre las Islas Británicas, que se irá desplazando hacia Europa Continental.

De ese modo, entre ambos sistemas de presión se ocasionará una gran diferencia baromética, de presión, por lo que se crea un pasillo por el que se canalizan vientos muy intensos del noroeste, que serán "húmedos y fríos para la época", porque los vientos arrastrarán una masa de aire polar procedente de latitudes muy altas, más allá del Círculo Polar Artico, que "va a llegar directamente hasta hasta la Península Ibérica".

Así, Del Campo señala que la situación se traducirá en que, como los vientos llegarán húmedos y fríos y las capas altas de la atmósfera vienen acompañados por cierta inestabilidad, se producirán precipitaciones "intensas y persistentes" el viernes y el sábado en Galicia, las comunidades cantábricas, especialmente en el País, Vasco y norte de Navarra y Pirineos.

En general, las montañas de la cordillera Cantábrica, norte de los Pirineos y también norte del Sistema Ibérico retendrán la mayor parte de la nubosidad. Al otro lado de esas "murallas orográficas", las lluvias serán menos frecuentes, aunque aún así el viernes también podrá llover "algo" en puntos de Castilla y León y podría haber algunas tormentas en Cataluña y Baleares.

También lloverá en el entorno del Sistema Ibérico, en el norte de Burgos, La Rioja, pero en el resto del país el ambiente será seco, con intervalos nubosos como mucho. El domingo seguirá lloviendo en el Cantábrico y en Pirineos, aún de forma persistente, pero probablemente ya se acumulará menor cantidad de precipitación que los dos días anteriores.