En el Cantábrico oriental y Pirineos occidentales, el cielo estará nuboso y habrá precipitaciones débiles que cesarán por la tarde. No se descartan algunas lluvias ocasionales en Galicia, e incluso en puntos dispersos de la meseta norte, durante la mañana.

Puede nevar débilmente por encima de la cota de 900/1.000 metros, subiendo a 1.000/1.200 metros. La nubosidad se extenderá hacia el este y, por la tarde, tampoco se descartan algunas precipitaciones aisladas en Andalucía occidental.

En el área mediterránea y el valle del Ebro estará poco nuboso o con intervalos de nubes medias y altas. En Canarias, intervalos nubosos de tipo bajo y posibilidad de lluvias débiles en el norte de las islas de mayor relieve.

Las temperaturas diurnas bajan en gran parte de la Península, de forma notable en el Cantábrico, el alto Ebro y en la meseta Norte. Las excepciones son los dos archipiélagos, donde no cambian, y el litoral mediterráneo, donde suben un poco.

Las mínimas tienden a bajar ligeramente en zonas de montaña. Heladas débiles en los Pirineos y oeste de la Cordillera Cantábrica.

En la Península y Baleares, predominarán los vientos de componente oeste, ocasionalmente fuertes en Galicia e interior de las comunidades cantábricas. En Canarias, régimen de alisios.