Según la Agencia Estatal de Meteorología (EAMET), la Península vivirá un periodo de nubosidad de evolución diurna en amplias áreas del interior peninsular, donde se pueden dar chubascos y tormentas, más probables en el centro y mitad norte peninsular. Pueden ir acompañadas de rachas de viento fuertes o muy fuertes, gran aparato eléctrico y, localmente, precipitar granizo. En Andalucía, Aragón y comunidades del Levante no se esperan precipitaciones, aunque los cielos permanecerán nubosos. En ambos archipiélagos, tiempo estable y cielos poco nubosos o despejados.

Las temperaturas diurnas aumentarán en el Cantábrico y alto Ebro, con riesgos por alerta roja. Mientras tanto, habrá un descenso en localidades de Galicia,el oeste de la meseta y Extremadura. Sin embargo, en Canarias suben ligeramente las temperaturas. El resto de la Península, se mantendrá con pocos cambios.