El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha destacado que en el oeste y en el sur las temperaturas estarán entre 3 y 5 grados centígrados por encima e incluso de 5 a 10 grados centígrados más altas en las provincias más al oeste de la Península, mientras que en el este el mercurio se quedará entre 2 y 3 grados centígrados por debajo de lo habitual para estas fechas.

En concreto, ha señalado que el miércoles, festivo en toda España, se esperan cielos nubosos en el extremo norte, en el Pirineo Navarro, Asturias, Cantabria y País Vasco y se prevé también alguna lluvia que en general será débil. Asimismo, ha dicho que volverán a formarse las nubes de evolución diurna en el interior y en este día también podrán ser más extensas las tormentas, sobre todo en las zonas de montaña, en el entorno del sistema Central e Ibérico y también cerca de los sistemas béticos aunque Del Campo no descarta que puedan afectar a cualquier punto del interior: en ambas Castillas, en Madrid, en el interior de las comunidades cantábricas y en el norte de Andalucía, aunque en general serán "débiles y no muy duraderas".

Las temperaturas serán "similares" pero bajarán ligeramente en el extremo norte y subirán un poco en Andalucía. Ese día, se esperan más de 30 grados centígrados en el valle del Guadiana y del Guadalquivir; en Extremadura, en el oeste de Castilla-La Mancha y en muchas zonas de Andalucía, alcanzarán entre 28 y 30 grados centígrados. Mientras tanto, ha añadido que seguirá el viento fuerte de Levante e incluso habrá temporal marítimo en el Estrecho. "Esto empieza a ser habitual a partir del mes de mayo", ha comentado.

En cuanto al jueves, ha dicho que el tiempo será similar al día anterior aunque podría haber también lloviznas en el norte de las islas Canarias y las tormentas se producirán "casi en cualquier punto" del interior, pero con mayor probabilidad en las zonas de montaña. Las temperaturas no cambiarán e incluso subirán algo más valle del Guadalquivir.

De cara al fin de semana, el portavoz ha adelantado que no cambiarán las temperaturas y podría haber algunas lluvias en el extremo norte y en muchos puntos del interior peninsular se prevén nubes de tormenta con chubascos dispersos y débiles.

En cuanto a Madrid, donde además del miércoles es festivo también el jueves, ha comentado que existe la posibilidad de tormentas, sobre todo en la Sierra y el jueves se podrían extender también al resto de la comunidad, con temperaturas "agradables", ya que se esperan esos días máximas entre 23 y 26 grados centígrados, con mínimas de 11 grados centígrados (ºC).

En Bilbao, entre el martes y el viernes las máximas estarán entre 20 y 17ºC y las mínimas entre 6 y 8ºC; en Pontevedra, máximas de 23 y mínimas en torno a 10ºC; en Salamanca tendrán máximas de 25ºC y mínimas de 8ºC; en Badajoz, alcanzarán entre 30 y 32ºC y mínimas de 11 a 13ºC; en Córdoba, máximas de entre 31 y 33ºC y mínimas de 13ºC.

Por último, se ha referido a Valencia, donde las máximas estarán en torno a 20ºC y las mínimas en 12ºC; Gerona, con máximas de 23ºC que el viernes bajan a 17ºC y mínimas de 8 a 10ºC y en Huesca, de martes a jueves tendrán una máxima de 23ºC de martes a jueves y el viernes, unos 17ºC y mínimas de alrededor de 9ºC.

En definitiva, el portavoz de la AEMET ha resumido que lo más significativo esta semana serán las tormentas por la tarde, el temporal de Levante y las temperaturas más altas de lo normal en el centro, oeste y el sur peninsular y de 2 a 3 grados centígrados más frescas de lo normal en los litorales cantábrico y mediterráneo.