Habrá un aumento generalizado de las temperaturas durante este primer fin de semana de agosto. Las nubes abandonarán las costas del cantábrico y el norte de Galicia, que permanecerán con cielos despejados.

A lo largo del viernes podría haber algún indicio de tormenta en los Pirineos. En las comunidades del cantábrico habrá un ascenso de las temperaturas que serán menos frescas que días anteriores.

En el sur de la Península, alcanzarán temperaturas muy cálidas y calurosas, llegando a alcanzar los 40ºC en Córdoba y 37ºC en Castilla la Mancha.