El frente atlántico dejará lluvias débiles en el norte de Galicia y en Asturias, sin descartarse de manera dispersa en otros puntos del Cantábrico.

En zonas del norte y este peninsulares habrá intervalos nubosos y nubosidad de evolución diurna, con baja probabilidad de algún chubasco en Pirineos. En el resto predominará el cielo poco nuboso, con formación de nubes bajas matinales en el área del Estrecho, Melilla y norte de las Islas Canarias.

Las temperaturas máximas tendrán un descenso en la mitad noroeste peninsular, que puede ser localmente notable en el norte de Galicia y Cantábrico; en ascenso en el sureste peninsular y archipiélagos. Los valores serán superiores a los normales en el interior peninsular, esperándose por encima de los 36 grados en el valle del Guadalquivir.

El viento soplará del oeste en la vertiente atlántica peninsular, de componente sur en el noreste de la Península y Baleares, y del norte en Canarias. Levante moderado al principio en el Estrecho. Flojo variable en el resto.