La mayor parte de España se verá este fin de semana impregnada por un intenso calor procedente que del anticiclón de las Azores, hasta el punto de que zonas de 25 provincias tienen avisos por temperaturas máximas elevadas.

Este fin de semana será muy caluroso en muchas zonas de España porque el anticiclón traerá una situación de relativa estabilidad con mucho sol y temperaturas más altas de lo normal para la época del año, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

El sábado se aproximará por la tarde al noroeste peninsular un cielo que irá cubriendo en Galicia con el paso de las horas y dejará lluvias y chubascos sobre todo en La Coruña. En el resto de España brillará el sol, salvo en la zona de Alborán, donde habrá nubes bajas, y en Canarias, donde seguirán las calimas con nubes medias y altas, y rachas puntualmente fuertes de vientos alisios.

Hay activados avisos por temperaturas máximas elevadas, ya que se prevé más calor de lo habitual en los valles del Guadalquivir, el Guadiana y el Tajo, así como el entorno del Ebro, el interior del sureste peninsular, Canarias y Mallorca, donde las temperaturas superarán los 36 grados.

El aviso es naranja (riesgo importante para hacer actividades al aire libre) en zonas de Córdoba (41 grados en la Campiña), Jaén (40 en el valle del Guadalquivir), Sevilla (40 en la Campiña) y Gran Canaria (37 en el este, el sur y el oeste). Con el aviso amarillo (riesgo) por temperaturas de 34 a 38 grados, según las zonas, están el resto de Córdoba, Jaén, Sevilla y del archipiélago canario, así como Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Madrid y Zaragoza al completo, más áreas de Ávila, Badajoz, Cáceres, Cádiz, Granada, Guadalajara, Huelva, Huesca, La Rioja, Lleida, Mallorca, Navarra, Teruel, Toledo y Valencia.

Para el domingo las precipitaciones más significativas, intensas y persistentes estarán en Asturias y Cantabria. Por la tarde habrá alguna precipitación en la zona noroccidental de Castilla y León, e incluso tormentas en el Pirineo. Las zonas de lluvia experimentarán un descenso térmico, sobre todo en la cornisa cantábrica, donde las temperaturas caerán hasta seis grados.

En Canarias continuarán las calimas y bajarán las temperaturas, aparecerá alguna nube de evolución en zonas montañosas de la mitad norte peninsular y en el resto del país predominará el tiempo estable con cielos prácticamente despejados. Los avisos por calor de este domingo se ceñirán al este peninsular, Mallorca, Tenerife y Gran Canaria. Lérida tiene activado el aviso naranja ante la previsión de que la zona pirenaica alcance los 37 grados.