La jornada arranca con fuertes tormentas en el norte del país, con especial precaución en Aragón y Cataluña, ya que en tan sólo 12 horas pueden llegar a acumular 100 litros por metro cuadrado.

En el centro y en el este de la península predominan las suaves temperaturas. En el archipiélago canario los termómetros descenderán ligeramente, donde la humedad será alta, en torno a un 40%. Los vientos procedentes del noreste aparecerán con rachas que alcanzarán los 40 kilómetros por hora.

Las tormentas también pueden ser intensas en zonas de la Comunidad Valenciana, en el este de Castilla-la Mancha y en puntos de las sierras del este de Andalucía.

El frente dejará algunas lluvias débiles, que descargarán con intensidad en el noreste. Asimismo, habrá fuertes lluvias en Huesca y en Lleida, que se irán extendiendo a la mayor parte de Aragón y de Cataluña.

Las precipitaciones fuertes podrán dejar tormentas, e incluso granizadas, en costas de Cataluña y en la Comunidad Valenciana, sobre todo en Valencia, Castellón y podrán encontrarse en zonas de Cuenca, de Albacete, Teruel y también en puntos de la montaña del este de Andalucía o del interior de Murcia.

El tiempo será más tranquilo en las Islas Baleares y en la mayor parte de la península destacarán los cielos despejados. Las nubes continuarán en las costas del Cantábrico y podrán caer algunas lluvias en el País Vasco y en puntos de Cantabria y de Asturias. El viento soplará con rachas fuertes en Galicia y alcanzará intensidad en las costas del Mediterráneo.

En las Islas Canarias se apreciarán nubes acumuladas en el norte y a causa del viento las temperaturas serán más bajas.