Continúan las tormentas de verano con acumulados importantes en cortos periodos de tiempo que dejan calles completamente hinundadas. Los avisos de nivel amarillo se han activado en sierras de Cádiz, Málaga y Granada. Las rachas de viento podrían llegar incluso a los 40 kilómetros por hora.

En las costas del norte peninsular la situación será opuesta con un día marcado por el sol. A partir del mediodía llegará la nubosidad que dejarán cielos más cubiertos con riesgo de precipitaciones. La bajada de las temperaturas será considerable.

Asimismo, las reservas de agua, los embalses, se han reducido en gran medida con cúmulos de agua por debajo de la media de su capacidad .