El tiempo desapacible acompañará a muchos ciudadanos que acudan este domingo a votar por las elecciones generales porque nevará en 15 provincias y hará frío invernal en la mitad norte peninsular, lloverá con intensidad en el área cantábrica y Baleares, además soplarán rachas fuertes de viento en el este de la península y el archipiélago balear.

Esta situación se debe a la influencia del chorro polar, que es una corriente de aire que suele desplazarse de oeste a este de forma serpenteante en latitudes medias del hemisferio norte, generalmente separa las masas de aire frías del norte con las más cálidas del sur y suele transportar una gran cantidad de humedad.

La predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet)indica que 34 provincias pertenecientes a 16 comunidades autónomas, además de Melilla, tienen este domingo avisos por fenómenos adversos como nieve, viento, lluvia o mala mar en el momento en que los colegios electorales mantengan sus puertas abiertas, lo que ocurrirá de 9.00 a 20.00 horas.

El mal tiempo para ir a votar se reduce a 27 provincias de 15 autonomías porque siete provincias sólo tienen avisos por oleaje, concretamente A Coruña, Girona, Granada, Lugo, Málaga y Pontevedra. La única región que se libra de cualquier fenómeno adverso en todo el día es Extremadura.