Mejores momentos | Programa 3

La ayuda de “poco esfuerzo” del primo de Diego: tentado de incumplir una norma de ‘¿Quién quiere ser millonario?’

Diego ha tenido que utilizar dos comodines, a pesar de que Marino iba a acabar teniendo la razón.

Publicidad

Diego José Ortiz ha agotado muy pronto sus comodines en ‘¿Quién quiere ser millonario?’. Uno, el del público, ya lo había usado para su cuarta pregunta y los otros los ha utilizado en la sexta.

Su intuición sobre la artista que murió en la Casa Azul parecía una apuesta insegura, por lo que ha decidido recurrir a su acompañante. Marino ha bajado desde el público, pero lo primero que ha hecho es advertirle: “Tenía que haber cogido el comodín del 50:50”.

A uno la Casa Azul le sonaba a “una canción de Dudan Dhu” y al otro, a “un grupo de música”. Con estos mimbres, se mascaba la tragedia, aunque Marino ha terminado aportando su “pálpito” con la opción ‘A’. “Pero porque está la primera y soy de poco esfuerzo”, ha bromeado.

Ante las dudas, Diego ha recurrido también al comodín del 50:50, aunque Juanra Bonet le ha avisado a Marino de que entonces ya tenía que permanecer en silencio. Lo ha prometido pero, cuando Diego estaba aún dudando, ha estado a punto de incumplirlo.

¿Ha alcanzado Diego los 2.500 euros de la séptima pregunta? ¡No te lo pierdas!

Seguro te interesa... El nostálgico museo que Diego quiere montar para rendir homenaje a su madre conmueve a ‘¿Quién quiere ser millonario?’

Antena 3 » Programas » ¿Quién quiere ser millonario? » Mejores momentos

Publicidad