Paquita no tiene tiempo para aburrirse. Le gusta mucho bailar, la fiesta, disfrazarse… Es viuda desde hace casi trece años. Ella y su marido nunca pudieron hacer ningún viaje, ni siquiera de fin de semana. Se pasaron toda su vida trabajando, incluso sábados y domingos, y cuando se jubilaron él se puso malito así que ya no pudieron disfrutar ni visitar ningún sitio. Ahora es su momento. Lleva soñando con Rio de Janeiro desde los años 60 porque estaba enganchada a una radionovela que trascurría allí, y siempre ha soñado con visitar ese lugar.

"No tengo tiempo para aburrirme"

A Paquita le encanta bailar y, de hecho, va a clases para aprender estilos como el country. Y, pese a que le gusta estar entretenida, siempre encuentra un momento para acordarse de su marido, tras casi trece años viuda. Y recuerda que trabajaban "hasta los sábados y los domingos" y nunca hicieron ningún viaje "ni de fin de semana". Ahora, en 'Por el mundo a los 80', lo tiene claro: "Es mi momento".