Nuestros seis viajeros han vuelto a hacer sus maletas y esta vez ha sido para viajar a Brasil. La primera parada ha sido en la playa de Ipanema, en la que han encontrado unas sillas y rápidamente se han lanzado a pedir unas caipiriñas a un guapo camarero que pasaba por allí.

María no ha podido resistirse a ese chico e inmediatamente le ha propuesto viajar a España para buscarle una novia, pero lo que menos se esperaba es que fuera homosexual. Segundos después los viajeros se han dado cuenta que estaban en una playa gay, pero aun así estaban encantados.

UN GRAN SUEÑO CUMPLIDO

María ha podido cumplir su gran sueño en este viaje a Brasil. Arturo Valls la ha llevado a descubrir las espectaculares vistas de Río de Janeiro. Después de que se quedara con las ganas de montar en la montaña rusa en Japón, se ha decido a montar en helicóptero, donde no ha podido evitar acordarse de su marido y lo mucho que le hubiera gustado vivir esta experiencia.

VISITA A UNA FAVELA

En la siguiente parada, Arturo Valls ha querido llevar a los viajeros a una favela en pleno corazón de Río de Janeiro. El momento más emocionante lo hemos vivido cuando María Luisa no ha sido capaz de contener las lágrimas cuando ha visto en qué condiciones y cómo vivían todos los niños de allí. Ha terminado alegrándose porque se ha dado cuenta que aun así los niños son felices.

LA FIESTA DEL CARNAVAL

Otro de los sueños cumplidos ha sido cuando Paquita se ha transformado en Francisquinha. Ella quería ser reina del Carnaval de Río de Janeiro y Arturo ha querido darle la gran sorpresa de serlo. Paquita se ha maquillado, se ha vestido y hasta ¡se ha puesto una corona llena de plumas! Incluso sus compañeros también se han querido vestir y hacer de ello una experiencia inolvidable para Paquita.

La fiesta del Carnaval ha continuado y los viajeros han salido a la calle y han disfrutado de la mayor fiesta de sus vidas. Subidos a un autobús han disfrutado de esta grandiosa fiesta como si fueran uno más y han repartido miles de besos con el espíritu brasileño y acogidos por una multitud de gente.

Paquita ha vivido una de los días más emocionantes de su vida en Brasil. Ha desfilado como una reina del Carnaval en Río de Janeiro. Ser reina de un bloco o comparsa, éste era su gran sueño, y lo ha cumplido y ha disfrutado al máximo de esta increíble experiencia.

UNA NOSTÁLGICA DESPEDIDA

La despedida ha llegado. Los seis protagonistas de esta gran aventura han disfrutado del último atardecer en Río de Janeiro junto a Arturo Valls. Allí los viajeros han querido reflexionar y mandar varios mensajes a la gente de su edad: “que salgan de casa y se diviertan” decía Paquita, o “hay vida más allá de los 80” aclaraba Antonio. Francisco también ha querido leer un poema escrito por él mismo con el que ha emocionado a todos sus compañeros.

Para finalizar esta gran aventura, Arturo Valls no se ha resistido a dedicarles unas palabras a sus viajeros. Le ha querido mostrar su admiración y la emoción que llevaba dentro, les ha agradecido poder descubrir cómo ven el mundo y la vida ellos. Un abrazo final ha puesto el broche a esta emotiva y divertida aventura.