LA VIVIENDA POR LAS NUBES

LA VIVIENDA POR LAS NUBES

Alquilar un piso en una gran ciudad: una tarea casi imposible para los jóvenes

El catálogo de los peores pisos de alquiler que se pueden encontrar en Madrid y Barcelona, donde un piso decente no baja de los 800 euros, un gasto casi imposible para los que viven solos. Los jóvenes ven grandes dificultades para alquilar piso debido a que apenas suben los sueldos y los precios se disparan.

Intentar alquilar piso en una gran ciudad se ha convertido en una tarea casi imposible, ya que apenas suben los sueldos y los precios de los alquileres se disparan. En Madrid, hay anuncios de pisos de 25 metros cuadrados a 900 euros al mes, e incluso pisos de 12 metros cuadrados.

Beatriz Toribio, directora de estudios de Fotocasa, explica que "este tipo de anuncios es un reflejo de lo que está pasando". "En estos momentos la demanda es muy superior a la oferta y lo que está provocando es que la oferta no cumpla realmente con lo que deberían tener estas viviendas", señala.

El catálogo de los peores pisos de alquiler que se pueden encontrar en Madrid y Barcelona, donde un piso decente no baja de los 800 euros, un gasto casi imposible para los que viven solos. Pero al buscar pisos que rondan los 400 o 500 euros, sólo es posible encontrar "una vivienda de 8 o 10 metros que son auténticas pocilgas", apunta Jonathan Fuentes, empresario del sector inmobiliario.

En Valencia, Málaga y Sevilla empiezan a dispararse los alquileres. Por su parte, Barcelona ya acumula una subida del 50% en cuatro años, y Madrid casi un 30. El precio del alquiler supera los máximos alcanzados durante el boom inmobiliario.

"En Madrid, a cierre de 2013, un piso de 80 metros cuadrados, que es el mas demandado en alquiler, costaba en torno a 820-830 euros. Ahora ese mismo piso costaría en torno a 1.200 euros y en Barcelona, sería hasta 1.300", explica la directora de estudios de Fotocasa.

Mónica Prado, jefa de Economía Antena 3 Noticias, explica que "lo que está pasando en el alquiler puede ser una burbuja que explote a capas sociales que no tienen acceso a la vivienda y esto tiene mucho que ver con la precariedad de los salarios.

Compartir la vivienda es, para muchos, la única salida. Hasta ahora era una solución habitual entre universitarios, pero ya no son los únicos en buscar el alquiler de habitaciones. Beatriz Toribio asegura que el perfil de la persona que comparte, según los datos que manejan en Fotocasa, "es una persona de una edad media de 29 años".

El encarecimiento de la vivienda ha contagiado también al alquiler compartido. Si hace dos años el precio medio de una habitación digna estaba los 300 y los 400 euros, hoy, por ese precio, solo podemos aspirar a algo como esto: altillos del falso techo transformados en dos espacios alquilados a 350 euros cada uno.

En España el 90% de los caseros son pequeños ahorradores, familias que, casi por tradición, invirtieron su dinero en ladrillo. En los últimos años, el alquiler de esos pisos alcanza una rentabilidad por encima del 6 por ciento.

Últimamente el casero es el que que manda a la hora de alquilar. Jonathan lleva 11 años gestionando pisos en alquiler y reconoce que, en los últimos meses, las casas que anuncia en internet se alquilan en menos de 24 horas.

"Ahora es el propietario o las empresas intermediarias los que elegimos al inquilino", explica. Cuenta además que los propietarios intentan filtrar el máximo posible: "Hacer una mínima estrategia por teléfono para poder conocerlo, solicitamos que nos manden un Whatsapp, aunque parezca una tontería en función de la foto que tengan en su perfil, dice mucho de una persona".

antena3.com | Madrid | 28/06/2018

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.