Microplásticos

¿Sabías que comes plástico a diario? Descubre dónde y cómo afecta a tu salud

La presencia de microplásticos en la sangre es la consecuencia de consumir plástico. Ya hay estudios que confirman que los microplásticos se encuentran en la sangre humana y que 8 de cada 10 personas están afectadas.

Publicidad

Los seres humanos consumimos más de 100.000 micropartículas de plástico al año. Eso es alrededor de 2.000 pequeñas piezas de plástico cada semana. Y todo esto, ¿en qué se traduce? Eso equivale a 250 gramos de plástico al año, es decir, 5 gramos de plástico a la semana, el equivalente al peso de una tarjeta de crédito. Es como si comiésemos cada semana una tarjeta de plástico.

Nicolás Olea, catedrático de la Facultad de Medicina de la Universidad de Granada y director científico del Instituto Investigación Biosanitaria de Granada asegura que comemos plásticos a diario y que la gran mayoría de las personas no son conscientes de dónde, cuándo y cómo comen plástico a diario.

Cómo llegan los microplásticos a nuestro organismo

En nuestro día a día estamos rodeados de plásticos, en la calle y en nuestra propia casa. Al aire libre, por ejemplo, el mayor contaminante plástico es la rueda del neumático. El desgaste de los neumáticos en el asfalto provoca la liberación de microplásticos que las respiramos sin darnos cuenta.

En el hogar, por otro lado, según Olea, el polvo de casa hoy en día es plástico, ya que se desprende en su mayoría de los textiles. La ropa de poliester que se lleva puesta o las alfombras de polietileno desprenden micro fibras plásticas que respiramos sin percatarnos de ello.

En los alimentos también encontramos plásticos. Desde el agua embotellada, pasando por las latas de conservas, cuyo interior está cubierto por un material llamado bisfenol A, altamente preocupante, a los envases plásticos, incluso algunos ecológicos que en su interior están plastificados, hasta la comida cocinada en una sartén de teflón, ya que el billo antiadherente que tiene, con el calor, desprende microplásticos.

Microplásticos en nuestro cuerpo

El plástico está tan metido en nuestro organismo que se han encontrado microplásticos en los bebés, concretamente en sus heces, donde había 10 veces más microplásticos que en las heces de los adultos. Según últimos estudios, debido a las partículas que se desprenden de los biberones y de los envases plásticos de comidas para bebé.

Algunos de estos microplásticos son difíciles de eliminar del organismo y varios estudios los han asociado a enfermedades como la obesidad, el cáncer, la infertilidad, la diabetes o el asma.

En el reportaje que puedes ver en el vídeo de la parte superior, Nicolás Olea, nos da las claves de dónde encontrar plásticos en el día a día y cómo intentar disminuir su ingesta.

Antena 3 » Programas » Mundo Brasero

Publicidad