Publicidad

Esta pareja sabía que una “coqueta” era un mueble y por ello se consiguieron llevarse a casa 50.000 €.