Publicidad

La competición es cada vez más exigente y ya quedan cuatro parejas en el programa. Los peones de ‘Masters de la Reforma’ se enfrentan a una de las decisiones más importantes de los jueces: la elección de los semifinalistas de la edición. Esta semana, los peones de ‘Masters de la Reforma’ viajarán a Leganés (Madrid), donde la prueba de habilidad les otorgará una gran ventaja en la prueba por equipos. El jurado seguirá concienciando a los peones de la importancia de reciclar y de darle una segunda vida a aquellos objetos que aparentemente no sirven para nada.

En la prueba de habilidad, deberán bocetar y diseñar una lámpara a partir de elementos reciclados en 50 minutos. Funcionalidad, acabado y sentido estético serán necesarios para superar esta prueba.

Tras formar las cuadrillas, los peones transformarán dos viejos camiones en estudios habitables con salón-cocina, dormitorio y baño, además de su correspondiente zona exterior. Cada equipo podrá darle su personalidad a cada proyecto. El interiorista Germán Álvarez, miembro del estudio de arquitectura Cuarto Interior, que hace hincapié en la importancia en la sostenibilidad y la ecología, les aconsejará para avanzar con éxito la reforma. Cada cuadrilla contará con un refuerzo muy especial.

Boris Izaguirre será el cliente especial de la noche

En la prueba de expulsión, el presentador y escritor Boris Izaguirre llegará al plató de ‘Masters de la Reforma’ con varios encargos. Cada pareja deberá realizar un despacho para el escritor Boris Izaguirre, el músico Miguel Bosé o el cirujano Enrique Monereo. Sin olvidarse de integrar un objeto personal en el despacho, como un disco de platino, un diploma y algunos libros. Una pareja se quedará a las puertas de la semifinal de ‘Masters de la Reforma’.