Para optar al gran premio de ‘Masters de la Reforma’, los peones viajaron hasta París. Tras recorrer las calles de la capital francesa, en busca de tres piezas en distintos anticuarios, llegó la hora de la verdad: reformar una habitación del Hotel Room Mate Alain, propiedad del empresario hotelero Kike Sarasola, que supervisó la reforma personalmente. En cada habitación cambiaron el cableado eléctrico, entelaron las paredes, pusieron una moqueta, instalaron lámparas y apliques, amueblaron y decoraron las habitaciones.

Albert e Iván trabajaron sin sobresaltos, organizados y con limpieza desde el primer día. Tomás Alía, Pepe Leal y Carolina Castedo destacaron el buen tapizado y la correcta integración de la pieza que obtuvieron en la yincana. La perfección, la habilidad y la eficacia del trabajo fue lo que les permitió convertirse en la primera pareja en llegar a la gran final. “Habéis estado trabajando como máquinas desde el primer día y, hasta que no habéis acabado la habitación, no habéis parado”, destacó Pepe Leal.

Durante la prueba, José e Iratxe perdieron la ilusión y casi tiraron la toalla por culpa de los nervios. A pesar de todo, consiguieron ser la segunda pareja seleccionada para el duelo final. Los primeros días de la obra el ambiente no era el adecuado debido a las discusiones, pero acabaron concentrándose en la obra, trabajando duro y consiguieron un buen resultado que les permitió superar el desafío. “Habéis trabajado a un buen ritmo y habéis conseguido terminar el entelado de las paredes, el estampado era difícil de cuadrar. A pesar de todo esto, y de los errores de medición, habéis hecho un buen trabajo”, señaló la jefa de obra Carolina Castedo, antes del veredicto.

Por su parte, la tercera pareja de finalistas formada por Álex y Naomi tenían un gran reto entre manos: reformar la habitación más grande del hotel. Sus nervios y agobios en determinados momentos de la prueba les retrasaron mucho y no consiguieron rematar su trabajo. La habitación tenía fallos en el tapizado, además faltaron muchos elementos por colocar como, por ejemplo, la electricidad. Sin embargo, pese a quedarse a las puertas de la prueba final, los jueces destacaron la evolución impecable de la pareja a lo largo del concurso.