Reconoce que en la música no ha pasado de ser un segundón y quiere entrar en ‘La Voz’ para cumplir los sueños artísticos que se propuso cuando solo era un adolescente de 15 años. A pesar de sus ambiciones profesionales, este viudo romántico y risueño afirma que ya tuvo su mayor éxito: conocer a su mujer y enamorarla gracias a la música.