Nunca le ha importado tener que amamantar a sus hijos en los camerinos, y siempre encuentra la sonrisa antes de subirse al escenario acompañada siempre por su guitarra. Adriana, una madre luchadora que busca en ‘La Voz Senior’ la oportunidad de superarse a sí misma.