Actuación | Asaltos

La sutilidad de Alicia con su ‘Nana triste’ se clava en el corazón de David Bisbal

La talent, que fue robada por David Bisbal en las Batallas, ha demostrado tener una voz muy especial al volver a versionar este tema.

Publicidad

David Bisbal ha sido el primero en enfrentarse a los Asaltos de ‘La Voz Kids’. Tras la actuación de Lucía Baizán y la pequeña Emma, llega el turno de Alicia Herrera.

Alicia era del equipo de Aitana, pero David Bisbal la robó y se fue directa a su equipo. Ahora la joven vuelve a cantar su ‘Nana triste’.

Una canción muy especial con el que Alicia se siente muy identificada. A pesar de estar nerviosa, su música ha vuelto a conquistar a los coaches, en especial a David Bisbal.

La ‘Nana triste’ de Alicia se ha clavado en el corazón de David Bisbal. Aitana, su anterior coach, le ha dado la enhorabuena por esta versión tan especial que ha hecho.

De hecho, David Bisbal ha añadido una pequeña modificación para el final de su canción. ¡Revive este momento en el vídeo de arriba!

Antena 3» Programas» La Voz Kids

Publicidad

Ángel Llàcer evoluciona positivamente tras una recaída en su enfermedad: "Gracias a Dios está fuera de peligro"

Ángel Llàcer evoluciona positivamente tras una recaída en su enfermedad: "Gracias a Dios está fuera de peligro"

El pasado mes de abril, uno de los jueces de Tu cara me suena, tuvo que ser ingresado en el hospital por shigelosis, una enfermedad provocada por una bacteria y que contrajo en un viaje a Vietnam. Tras recuperarse y volver al programa, tuvo una recaída por la que volvió a ser hospitalizado.

Perdieron a su bebé durante 10 meses tras acusarlos de maltrato por error: "Ahora sé lo que es que te duela el corazón"

Perdieron a su bebé durante 10 meses tras acusarlos de maltrato por error: "Ahora sé lo que es que te duela el corazón"

Pablo y María acudieron al hospital después de que su hijo de cinco meses, tras tomar un biberón, comenzase a convulsionar. Los Servicios Sociales decidieron quitarles la custodia tras sospechar que sufría síndrome del niño zarandeado, pero ahora, diez meses después, le han dado la razón.