Ingredientes (4p.):

  • 1 k de tomate
  • 125 g de azúcar moreno
  • 125 g de azúcar blanco
  • 100 g de lonchas finas de jamón serrano
  • 130 de queso cabrales
  • 200 g de queso de untar
  • 70 g de almendras garrapiñadas
  • 1 limón
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • perejil

Elaboración:
Lava y retira el pedúnculo a los tomates. Trocéalos y colócalos en una cazuela. Agrega el azúcar (moreno y blanco), una pizca de sal y el zumo de medio limón. Mezcla y deja cocinar durante hora y media. Extiende unas lonchas de jamón sobre una bandeja de horno forrado con papel de hornear. Hornéalas a 200º C durante 10 minutos. Retira y deja que se enfríen. Pícalas finamente. Pon los quesos en un bol, agrega el jamón crujiente y las almendras garrapiñadas bien picaditas. Mezcla bien.Pon unas gotas de aceite en el molde de los hielos, cubre los huecos con el resto de las lonchas finas de jamón, pon una porción de relleno y ciérralas un poco. Desmolda. Sirve los bombones y acompáñalos de la mermelada de tomate. Adorna con unas hojas de perejil. (Puedes poner la mermelada de tomate restante sobre unas lonchas de pan).