Ingredientes (6p.):

800 g de calabaza

2 boniatos

3 cebolletas

50 g de arroz salvaje

aceite de oliva virgen extra

sal

corte 1: - olla rápida 2-3 minutos

corte 2: - freír el arroz

Elaboración:

Retira la primera capa de las cebolletas, córtalas en dados y ponlos a rehogar en la olla rápida con un chorrito de aceite.

Pela la calabaza y los boniatos, trocea y añádelos. Sazona y rehoga todo durante 5-6 minutos.

Pasado este tiempo, cubre con agua, cierra la olla y cuece todo durante 2-3 minutos desde el momento en que suba la válvula. Tritura los ingredientes hasta que consigas una crema homogénea. Resérvala caliente.

Calienta una sartén con abundante aceite. Cuando esté caliente, agrega una porción pequeña de arroz salvaje y fríelo. Retira y escúrrelos sobre un plato cubierto con papel absorbente de cocina. Repite el proceso con el resto del arroz salvaje.

Sirve la crema y acompáñala con el arroz salvaje frito.

Consejo:

Hacer una crema casera no cuesta nada. Os recomiendo preparar una buena cantidad y recordad que lo que no vayáis a utilizar la podéis congelar para otra ocasión.