Ingredientes (6p.):

500 g de mango

1 hoja de gelatina

160 ml de agua

120 g de frambuesas

120 g de azúcar

1 lima

2 claras de huevo

hojas de menta

Elaboración:

Pon la gelatina en un bol. Cúbrela con agua fría y espera que se ablande.

Coloca las frambuesas en una sartén, añade 60 ml de agua y 60 de azúcar. Cocínalas durante 5-6 minutos. Cuela la salsa a un bol y resérvala.

Para hacer el jarabe, calienta 100 ml de agua en un cazo con 60 g de azúcar. Añade la gelatina escurrida y dilúyela en el jarabe.

Coloca las claras en un bol y añade un poco de ralladura de lima. Móntalas con la batidora de varillas eléctrica. Resérvalas.

Pela los mangos, trocea y colócalos en el vaso batidor, añade el jarabe y el zumo de la lima. Tritura con la batidora eléctrica y mezcla el resultado con las claras montadas.

Pasa todo a una fuente, tápalo con film y congélalo hasta que tenga consistencia de agua nieve (semicongelada). Cada media hora rasca remuévelo con un tenedor.

Reparte el sorbete en 6 copas y salséalos con el coulis de frambuesas. Decora cada copa con unas hojitas de menta y sirve.

Consejo:

Para evitar que el sorbete no se descongele con facilidad, hemos optado por agregarle una hoja de gelatina a la preparación.