Ingredientes (20 unidades):

230 g de harina integral de centeno

8 g de levadura de repostería

3 huevos

100 g de miel de romero

40 g de azúcar moreno

50 g de avellanas tostadas

aceite de oliva virgen extra

1 vaina de vainilla (las semillas de la parte interior)

1 pizca de sal

Hojas de menta

Elaboración:

Bate en un bol los huevos con la miel, el azúcar y las semillas de vainilla.

Mezcla en otro bol la harina de centeno con la levadura, la sal y las avellanas.

Agrega el bol de la harina al bol de los huevos y mezcla bien hasta que todos los ingredientes queden perfectamente integrados. Cubre con film y deja que repose por lo menos durante 30 minutos en el frigorífico.

Engrásate las manos con un poco de aceite. Coge porciones de masa de unos 30 g y forma bolitas. Colócalas sobre una bandeja de horno cubierta papel de horno. Introduce la bandeja en el horno y hornéalas (horno precalentado) a 190º C (calor arriba y abajo) durante unos 20 minutos aproximadamente.

Retíralas del horno y colócalas en una bandeja. Adorna con unas hojas de menta.

Consejo:

Si te sobran galletas, cuando se enfríen puedes guardarlas para otra ocasión en un tarro de cristal que tenga un buen cierre.