Publicidad

Antena 3 » Programas » Cocina abierta de Karlos Arguiñano » Recetas de Cocina » Postres

Data del S. XII

Eva Arguiñano elabora la tarta más conocida de España: la de San Marcos

Eva Arguiñano nos ha enseñado a elaborar una de las tartas más ricas y típicas en España desde el siglo XII, la tarta de San Marcos.

Ingredientes, para 6 personas

Para hacer el bizcocho:

4 huevos

100 g de azúcar

100 g de harina

mantequilla (para untar el molde)

Para el almíbar:

110 ml de agua

90 g de azúcar

40 ml de licor de naranja

Para el relleno de nata:

600 g de nata líquida para montar

80 g de azúcar glas

1 vaina de vainilla

Para la crema de yemas:

120 ml de agua

160 g de azúcar

½ cucharadita de zumo de limón

4 huevos

45 g de mantequilla

15 g de harina de maíz refinada

Para decorar:

Almendra garrapiñada picada

50 g de azúcar

hojas de menta

Elaboración

Unta el molde con un poco de mantequilla y fórralo con papel de horno.

Para hacer el bizcocho, casca los huevos y ponlos en un bol grande, agrega el azúcar y móntalos bien (5 minutos aproximadamente) con una batidora de varillas eléctrica. Incorpora la harina y mézclala con una lengua o cuchara de madera con movimientos envolventes hasta que los ingredientes queden bien integrados. Vierte la mezcla al molde y hornéalo a 180º durante 30 minutos. Retíralo del horno y deja que se enfríe. Desmóldalo y córtalo a lo ancho de manera que te queden 3 planchas.

Para el almíbar, pon el agua en un cazo, agrega el azúcar y ponla a calentar. Cuando el azúcar se disuelva, retira la cazuela del fuego, deja que se temple y vierte el licor de naranja. Mezcla bien, pásalo a un biberón y resérvalo.

Para el relleno de nata, pon la nata en un cazo, agrega la vaina de vainilla y caliéntala a fuego suave hasta que la nata quede bien aromatizada. Deja que se enfríe y ponla en un bol. Incorpora el azúcar glas, móntala con una batidora de varillas eléctrica, introdúcela a una manga pastelera y resérvala.

Para la crema de yema, pon la harina de maíz en un cazo, agrega el azúcar y un poco de agua. Mezcla los ingredientes removiéndolos con una varilla manual. Incorpora los 4 huevos, rompe y bátelos bien. Vierte el resto del agua, mezcla bien y pon el cazo a calentar a fuego suave hasta que hierva y espese. Vierte el zumo de limón y mezcla bien. Retira la cazuela del fuego, incorpora la mantequilla y mezcla bien hasta que quede integrada. Pasa a yema a una manga pastelera y resérvala.

Para montar la tarta, coloca 1 plancha de bizcocho sobre una fuente grande y úntala con el almíbar. Cubre la base con la nata montada, tápala con otra plancha de bizcocho, úntala con almíbar y cúbrela con más nata. Riega la última plancha de bizcocho (por la parte que vas a dejar hacia abajo) con otro poco de almíbar y colócala encima. Pon un poco de nata por todo el contorno de la tarta y espárcela bien. Coge un poco de almendra garrapiñada en la mano y presiónala sobre el contorno de la tarta. Repite el proceso hasta que quede bien cubierta.

Cubre la superficie de la tarta con la crema de yema, espolvoréala con el resto del azúcar y quémala con un soplete de cocina. Adorna la tarta con unas hojas de menta y sirve.

Consejo

Si os sobra un poco de almíbar y de nata montada, preparad una macedonia de frutas, endulzadla con el almíbar y decoradla con la nata montada.

Consigue el bizcocho más sencillo en 2 minutos

¿Te gustan más las tartas de nata o de chocolate? La base de este bizcocho te servirá para rellenarlo a tu gusto.