Publicidad

Antena 3 » Programas » Cocina abierta de Karlos Arguiñano » Recetas hoy de Arguiñano » Postres

Para cualquier celebración especial

¡Una tarta de película! Descubre la famosa receta que han elaborado Eva y Karlos Arguiñano

Eva Arguiñano vuelve a deleitarnos con una tarta de película en su primer programa de esta temporada.

Estamos acostumbrados a ver cómo los protagonistas de las películas americanas hacen la tarta de arándanos en cualquier momento. Pues ahora ya podemos hacerla nosotros en casa con la sencilla receta que nos ha enseñado Eva Arguiñano.

¿Los ingredientes básicos? Tiempo y cariño, y también...

Ingredientes para un molde de 23 cm de diámetro (6p.):

Para la pasta quebrada:

400 g de harina

180 g de mantequilla (a punto de pomada)

1 huevo

100 g de azúcar

8 g de levadura

5 g de sal

Para el relleno:

500 g de arándanos frescos

100 g de azúcar

30 g de harina de maíz refinado

½ cucharadita de canela molida

1 cucharadita de zumo de limón

Para estirar y decorar:

30 g de harina (para estirar)

1 yema de huevo (para untar la tarta)

20 g de azúcar glas (para espolvorear)

Hojas de menta (para decorar)

Elaboración

Para hacer la pasta quebrada, mezcla la harina, la sal, la levadura y el azúcar en un bol grande. Incorpora la mantequilla a punto de pomada y mezcla un poco. Incorpora el huevo, mezcla otro poco, pasa la masa a la encimera y amásala hasta que los ingredientes queden bien integrados. Divide la masa en 2, envuélvelas con film de cocina e introdúcelas en el frigorífico durante 2 horas (como mínimo) para que endurezca. Retíralas del frigorífico y amásalas suavemente hasta que se ablanden.

Espolvorea la encimera con un poco de harina, coloca encima uno de los trozos, estíralo bien con un rodillo y cubre un molde de fondo desmontable de 23 centímetros de diámetro.

Para el relleno, mezcla en un bol la harina de maíz refinada con el azúcar y la canela. Incorpora los arándanos y vuelve a mezclar. Finalmente añade el zumo de limón y vuelve a mezclar. Vuelca el relleno la base de la tarta y dobla los bordes sobrantes hacia dentro.

Espolvorea la encimera con otro poco de harina, coloca el otro trozo de pasta quebrada y estírala bien. Corta tiras largas de 2 cm. de grosor. Colócalas sobre la tarta formando un enrejado (tiras cruzadas entrecruzadas). Bate la yema de huevo y con ayuda de un pincel de cocina, pinta el enrejado.

Coloca la tarta sobre la rejilla del horno (coloca debajo una placa por si acaso soltara algo de líquido) y hornéala (horno precalentado) a 200º durante 40 minutos. Retírala del horno y espera a que se enfríe.

Pon el azúcar glas en un colador y espolvorea la tarta. Adórnala con unas hojas de menta.

Consejo

Si la masa se dora demasiado rápido, a los 20 minutos puedes cubrirla con un trozo de papel de aluminio.

Seguramente os sobrará algo de pasta quebrada. Sabed que aguanta perfectamente en el frigorífico durante 1 semana y 3 meses en el caso que decidáis congelarla.

Publicidad