Ingredientes (6p.):

200 g de queso de untar

100 g de nata

12 galletas

50 g de mantequilla

50 g de azúcar

400 g de fresas

zumo de medio limón

hojas de menta

Elaboración:

Funde la mantequilla en un bol. Trocea las galletas y colócalas en el mortero. Machácalas hasta que queden reducidas a polvo. Añádelas al bol de la mantequilla fundida y mezcla bien. Reparte la mezcla en 6 recipientes de cristal. Presiónalas con la mano (cubierta con film de cocina) e introduce los recipientes en el frigorífico hasta que endurezcan.

Lava las fresas sin quitarles los tallos. Retíralos. Reserva 2 fresas enteras y corta el resto en trocitos. Ponlas en una sartén, agrega el azúcar y el zumo de limón. Cocínalas durante 5 minutos y pásalas a un bol.

Semi-monta la nata y guárdala en el frigorífico.

Ablanda el queso durante 20 segundos en el microondas y añádelo al bol del coulis. Mezcla bien. Introduce también la nata semi-montada y mezcla suavemente. Reparte la mezcla (sobre la galleta) en los recipientes de cristal.

Corta las fresas reservadas anteriormente en rodajas. Decora los recipientes con unas lonchas de fresa y unas hojas de menta.

Consejo:

Es importante no retirar los tallos de las fresas hasta que ya estén lavadas. Si lo haces antes les entrará agua.