Ingredientes (8 p.):

400 g de harina de fuerza

20 g de levadura fresca de panadero

2 huevos

100 g de azúcar

70 g de mantequilla

3 cucharadas de leche

100 ml de agua

25 ml de agua de azahar

sal

1 cucharada de ron blanco

aceite de oliva virgen extra

azúcar perlado

frutas escarchadas

Elaboración:

Coloca la harina en un bol. Desmenuza la levadura y añádela. Incorpora una pizca de sal sin que toque la levadura. Añade el azúcar, 1 huevo y mezcla bien.

Mezcla por otro lado la leche con el ron, el agua y el agua de azahar. Viértelos al bol anterior y mezcla. Incorpora la mantequilla a punto de pomada y amasa con la batidora de varillas eléctrica.

Pasa la masa a la encimera y trabájala con ayuda de una espátula de plástico. Colócala en un bol, cúbrela bien para que no le dé el aire y deja que fermente hasta que doble su volumen (aproximadamente 1 hora y media).

Engrásate las manos y coloca la masa sobre una placa de horno forrada con papel de hornear y dale forma de rosco. Engrasa un bol pequeño por fuera y colócalo en el centro.

(en la parte del agujero). Cubre la masa para que no le dé el aire y deja que fermente durante otros 40 minutos aproximadamente.

Pasado este tiempo, introduce una alubia, unta el rosco con huevo batido y reparte por encima las frutas escarchadas troceadas. Espolvoréalo con el azúcar perlado y hornéalo a

170º C durante 5 minutos. A continuación 1sube la temperatura a 190º y hornéalo durante 15 minutos más.

Retira el rosco del horno y sirve.

Consejo:

Colocamos el bol en la parte central del rosco para mantener el agujero, ya que con el calor algunas veces la masa tiende a cerrarse.