Publicidad

Antena 3 » Programas » Cocina abierta de Karlos Arguiñano » Recetas de Cocina » Postres

Con Joseba Arguiñano

Postre para endulzar el día: rollos de canela

Joseba Arguiñano nos ha deleitado con una receta de rollos de canela.

Ingredientes, para 12 bollos

Para la masa:

390 g de harina +30 g para estirar

210 ml de leche

75 g de azúcar

75 g de mantequilla

12 g de levadura fresca

4 g de sal

5 g de canela en polvo

Para el relleno:

70 g de mantequilla

70 g de azúcar moscovado

5 g canela en polvo

Para decorar:

1 huevo

azúcar

200 g de crema dulce de queso (100 g de queso crema+100 g de azúcar+2 cucharadas de leche)

12 avellanas tostadas

Hojas de menta

Elaboración

Para hacer la masa, pon la harina (390 g) en un bol grande, agrega el azúcar, la canela, la sal, la levadura desmenuzada y la leche. Mezcla los ingredientes con una lengua, añade la mantequilla a punto de pomada y amasa un poco hasta que quede integrada en la masa. Tápala con film de cocina y déjala reposar a temperatura ambiente durante 30 minutos.

Pasa la masa a la encimera, espolvoréala con un poco de harina y vuelve a amasar durante 5 minutos (aproximadamente) hasta que coja tensión. Ponla de nuevo en el bol, tápala con film de cocina y déjala reposar a temperatura ambiente durante 1 hora.

Para el relleno, pon el azúcar moscovado en un bol, incorpora la mantequilla (a punto de pomada) y la canela, y mezcla con una lengua hasta conseguir una masa homogénea. Coloca la mezcla sobre un lado de un trozo grande de papel de horno. Estírala con una espátula, tápala con el borde sobrante del papel de horno y sigue estirándola hasta que quede con un grosor de ½ centímetro (para que la mezcla no absorba ningún olor del frigorífico, cierra bien los bordes del papel) e introdúcelo en el frigorífico hasta que endurezca.

Pasa la masa a la encimera, aplástala un poco para quitarle un poco de aire. Pásale el rodillo por encima (sin tocar la parte central) para sacarle 4 puntas. Pon el relleno (el del frigorífico) en la parte central de la masa. Primero dobla 2 puntas tapando el relleno, sella los bordes (presionando con la mano) y a continuación dobla encima los otros 2 bordes. Espolvorea con un poco de harina y golpea (es importante no arrastrar la masa) la masa con el rodillo de manera que quede estirada. Hazle 2 pliegues, envuélvela con film de cocina e introdúcela en el frigorífico hasta que esté bien fría (entre 1 y 2 horas).

Retira la masa del frigorífico, quítale el film, espolvoréala con un poco de harina y estírala pasándole suavemente el rodillo por encima. Enróllala (a lo largo) formando un rulo (que no tenga mucha tensión) y córtalo en cilindros (rodajas) de 4 cm. Ponlos (sin que se toquen y dejando un espacio entre ellos) sobre una bandeja de horno cubierta con papel de horno. Déjalos reposar a 28ºC durante 1 hora aproximadamente. Bate el huevo, dales brillo, espolvoréalos con un poco de azúcar y hornéalos a 200º durante 8-9 minutos.

Retíralos del horno y déjalos enfriar sobre una rejilla. Úntalos con una crema de queso dulce y adórnalos con unas avellanas troceadas. Decóralos con unas hojas de menta y sirve.

Consejo

Para hacer la crema dulce de queso, pon en un bol 100 g de queso crema y 100 g de azúcar. Mézclalos con una varilla hasta que el azúcar desaparezca. Para aligerarla un poco, vierte 2 cucharadas de leche y sigue mezclando.

Publicidad