Ingredientes (4p.)

500 g de calabaza

100 g de mantequilla

50 g de pasas (sin pepitas)

50 g de azúcar moreno

1 naranja

nuez moscada

pimienta negra

canela

nata montada (para decorar)

menta

Elaboración:

Pon a fundir la mantequilla en una sartén y añade el azúcar moreno y un poco de ralladura de naranja.

Pela la calabaza, córtala en dados y agrégalos a la sartén. Añade una pizca de pimienta, una de canela y otra de nuez moscada. Cocina la calabaza a fuego suave hasta que esté tierna (15 minutos aproximadamente). Escurre la calabaza y colócala en el vaso batidor. Tritura y si hiciera falta agrégale un poco del líquido escurrido de la calabaza.

Reparte las pasas y el puré de calabaza en 4 recipientes aptos para el horno. Hornéalos a 200º C durante 8-10 minutos. Retira y deja que se enfríen.

Coloca la nata montada en la manga pastelera.

Decora los recipientes con un poco de nata montada y unas hojas de menta.

Consejo:

Si las pasas están un poco secas, lo mejor será hidratarlas un poco sumergiéndolas en algún liquido (agua, zumo, licor) durante 15 minutos antes de utilizarlas.