Ingredientes (24 unidades):

200 g de coco rallado

50 g de avellana molida

100 g de azúcar

2 huevos

1 oblea de pan de ángel

hojas de menta

Elaboración:

Coloca el coco rallado con la avellana molida en un bol. Mezcla bien hasta que los ingredientes queden bien integrados. Reserva.

Casca los huevos y coloca las yemas y las claras en 2 boles diferentes. Por un lado, monta las claras con la batidora de varillas eléctrica, a la mitad del azúcar (50g) y sigue montándolas. Y por otro, agrega el resto del azúcar (50g) al bol de las yemas y móntalas con la batidora de varillas eléctrica hasta que empiecen a blanquear.

Incorpora primero las yemas montadas al bol del coco con avellana y remueve hasta que queden bien integradas. Agrega después las claras montadas e incorpóralas a la masa con movimientos suaves y envolventes.

Corta el pan de ángel en cuadraditos (3cm) y colócalos sobre una placa de horno forrada con papel de hornear. Forma con las manos una especie de bolitas y colócalas sobre los cuadraditos. Calienta el horno a 180º C, introduce la bandeja en el horno y cocínalos durante unos 10-12 minutos aproximadamente. Retira y deja que se enfríen. Sirve y decora con unas hojitas de menta.

Consejo:

Si no quieres tener que limpiar las varillas, es recomendable empezar por las claras ya que es imprescindible que no tengan nada de grasa.