Ingredientes (4p.):

600 g de bonito

1 aguacate

1 tomate

1 lima

aceite de oliva virgen extra

50 g de anacardos

sal

pimienta

perejil

Para la salsa ponzu:

100 de vino mirin

60 ml de vinagre de arroz

30 ml de zumo de yuzu

25 ml de salsa de soja o tamari

2 cucharaditas de katsuobushi granulado

Elaboración:

Pon el los ingredientes de la salsa ponzu en un cazo pequeño y ponlos a calentar hasta que hiervan. Apaga el fuego, pasa la salsa a un bol y deja que se enfríe. Resérvala.

Corta el bonito en 4 rectángulos, salpimiéntalos y séllalos (por todos los lados) en una sartén con un par de cucharadas de aceite. Retira y deja que se enfríen.

Corta el tomate, rállalo y ponlo en un bol. Aderézalo con aceite y sal y resérvalo.

Pela el aguacate, córtalo por la mitad, retírale la pulpa y aplástala con un tenedor. Sazona, vierte el zumo de media lima, mezcla y resérvala.

Corta cada taco de pescado en filetes de medio centímetro. Acompáñalos con el tomate rallado, la crema de aguacate, la salsa ponzu y los anacardos picados. Decora los platos con unas hojas de perejil.

Aclaraciones:

La salsa ponzu es un clásico japonés muy utilizado para acompañar todo tipo de platos. Su sabor ligeramente ácido y cítrico es muy adecuada para acompañar pescados, mariscos y ave. Se puede conservar en el frigorífico durante varios días.

El katsuobushi se obtiene a partir de virutas de bonito desecado y ahumado, usado para dar sabor a sopas y espolvorear sobre alimentos.