Publicidad

Antena 3 » Programas » Cocina abierta de Karlos Arguiñano » Recetas de Cocina » Pescados y marisco

Tiempo de elaboración: 50 minutos + enfriar

Karlos Arguiñano sorprende con la receta de bricks de salmón con crema de melón, manzana y almendra

Con la receta de bricks de salmón con crema de melón, manzana y almendra conseguirás sorprender en la mesa. Es un plato exquisito, de preparación fácil y sabor inigualable.

En resumen
  • Tiempo de elaboración: 50 minutos + enfriar
  • Ideal para cuatro personas

Ingredientes (4p.):

500 g de salmón

20 espárragos verdes

8 hojas de pasta brick

4 hojas de lechuga

400 g de melón

1 manzana

20 g de miga de pan de víspera

20 g de almendra molida

20 almendras crudas

12 aceitunas negras

2 cucharadas de miel

aceite de oliva virgen extra

sal

pimienta

perejil

Elaboración:

Pela el melón y la manzana, trocéalos y ponlos en la jarra americana. Añade la miga de pan cortada en dados, la almendra molida, una pizca de sal y un buen chorro de aceite de oliva. Tritura hasta que quede un puré homogéneo. Pasa la crema a una jarra, introdúcela en el frigorífico hasta que esté bien fría.

Salpimienta el salmón, córtalo en dados y ponlo en un bol. Agrega la miel y mezcla bien. Déjalo macerar durante 15 minutos.

Retira la parte inferior de los espárragos. Córtalos en cilindros pequeños y rehógalos (5 minutos) en una sartén con aceite. Retíralos a un plato y resérvalos.

Calienta otra sartén con un chorrito de aceite, agrega el salmón y saltéalo brevemente. Pásalo a un plato y deja que se temple.

Calienta una sartén (sin aceite), añade las almendras y tuéstalas un poco. Retira, deja que se templen y pícalas un poco

Limpia las hojas de lechuga, sécalas bien y córtalas por la mitad.

Extiende las hojas de pasta brick sobre la encimera, coloca media hoja de lechuga encima de cada una y añade una porción de salmón y una porción de espárragos. Envuelve el relleno con la pasta brick formando unos rectángulos (tipo rollitos de primavera) y fríelos en una sartén con aceite. Retira y escúrrelos sobre un palto cubierto con papel absorbente de cocina.

Sirve 2 rollitos en cada plato y acompáñalos con un poco de crema de melón. Salpica la crema con unas almendras picadas y unos aros de aceituna, y adorna los platos con unas hojas de perejil.

El truco de Karlos Arguiñano para hacer un rollito perfecto