Tiempo de elaboración: 55 min

Ingredientes (6p.):

4 alas de raya (1.200 g)

3 pimientos morrones

1 puerro

1 cebolleta

6 dientes de ajo

1 guindilla

aceite de oliva virgen extra

40 ml de vinagre de manzana

sal

2 hoja de laurel

pimienta en grano

perejil

Elaboración:

Lava los pimientos, colócalos en una fuente apta para el horno, riégalos con un chorrito de aceite y sazónalos. Hornéalos a 200º C durante 30-40 minutos. Retira, deja que se templen, pela y córtalos en tiras finas. Aplasta 3 dientes de ajo y ponlos a rehogar en una sartén con un chorrito de aceite. Añade las tiras de pimientos y saltéalos.

Corta la parte inferior del puerro y elimínale la primera capa y enjuágalo bien. Córtalo en trozos (también la parte verde) y ponlos en una cazuela grande con agua. Pela la cebolleta retirándole la primera capa, córtala en 8 trozos y agrégala. Añade 14-16 granos de pimienta, las hojas de laurel y una pizca de sal. Cuece todo durante 15-20 minutos.

Corta cada aleta de raya en 3 trozos. Introdúcelos en el caldo y cuécelos durante unos 4 minutos. Retira los trozos de raya a una fuente y viérteles el vinagre por encima.

Pela los otros 3 dientes de ajo y lamínalos. Corta la guindilla en rodajas finas. Calienta abundante aceite en una sartén, agrega los ajos laminados y las rodajas de guindilla.

Rehoga conjuntamente hasta que se doren un poco, añade un poco de perejil picado y riega la raya con el refrito de ajos y guindilla.

Sirve 2 trozos de raya en cada plato y unas tiras de pimiento.

Consejo:

No se os ocurra tirar el caldo resultante de cocer las verduras y el pescado. Lo podéis colar y guardar para preparar un arroz o una sopa de pescado.